SAB 8 DIC 2018

Super Smash Bros. Ultimate

Con cada lanzamiento de una consola nueva de Nintendo suceden muchas cosas: nuevas ideas de cómo deberíamos jugar, especificaciones técnicas, anuncios de colaboración con estudios foráneos, las novedosas formas en las que nos decepcionaremos de ellos al intentar jugar en línea y una serie de títulos que están seguros, entre ellos, Smash Bros..

Es así como cada cuatro o cinco años esperamos al juego que no es un juego, sino una celebración. El crossover más ambicioso de la historia. Aquel que creó un género en el que el único que puede dominar es él mismo, ya que es una tormenta perfecta. Al prescindir de tan solo un elemento —llámese los personajes, el objetivo del juego, el sistema de porcentajes— se pierde mucho más que una parte, otras empresas ya lo han visto.

Super Smash Bros. Ultimate tiene como emblema el Everyone is Here, aludiendo a que cualquier personaje que ha participado en el pasado, se encuentra presente y esta vez comenzamos teniendo solo a los ocho que comenzaron todo, y poco a poco estaremos desbloqueando a los demás.

El juego se siente más rápido y fluido. Como es costumbre, se han pulido detalles de la última versión y el CPU como rival parece ser más inteligente, un ajuste muy bienvenido ya que frecuentemente era frustrante jugar solo. Sobre el balance se ha dicho que ha habido ajustes para poner a todos los personajes al mismo nivel, pero es muy temprano para saberlo aún.

World of Light es el nuevo modo de historia en el que comenzamos solo con Kirby y tenemos que ir derrotando espíritus que añadiremos a nuestra colección como aliados para ir recuperando a cada uno de los demás personajes.
Este es el modo en el que me he enfocado más, y he de decir que es bastante retador, ya que no es solo habilidad lo requerido para avanzar, sino estrategia; tenemos que elegir bien nuestro personaje principal y sus spirits para compensar lo que el rival lanzará a la batalla.

En cuanto al modo online, es aquí donde comienza el desencanto. El modo For Glory fue reemplazado por un sistema de configuraciones preferidas en el que el servicio tratará de encontrar rivales con tus mismas preferencias. En mi caso después de establecer mis reglas, tuve que jugar dos o tres partidas de cuatro jugadores para ya empezar a tener juegos individuales, pero he leído que no es así para muchos otros. 
Incluso funcionando bien, hay retrocesos. Cuando encontramos un rival con el que deseamos seguir jugando podemos proponer revancha, luego tenemos que esperar la mayor parte de un minuto en el lobby, ya que el sistema parece estar aún buscando otros rivales. Lo peor del asunto es que no hay forma de cambiar personaje si elegimos jugar con la misma persona. Inexplicablemente se siguen cambiando soluciones que ya estaban probadas, existe una pequeña posibilidad de que pueda llegar un ajuste próximo, pero para el tipo de actualizaciones que lanza la compañía, se ve difícil.

En conclusión es un muy buen juego, serio contendiente a Game of the Year con escasos días de terminar este 2018. Pero como todo buen juego de Nintendo, tiene algunas elecciones muy cuestionables, especialmente en torno al modo en línea. 
Super Smash Bros. Ultimate es la edición definitiva de la saga, pero espero que no sea la última. La celebración debe continuar.

P.S. Agréguenme, mi Friend Code es SW-3143-7506-0332

Super Smash Bros. Ultimate fue escrito por fael el día Sábado 8 de Diciembre de 2018 a las 8:27 pm.

Este post fue etiquetado: videojuegos, nintendo, geek, opinion.

Comentarios

No hay comentarios.

Agrega tu comentario

Quieres tu avatar? Ingresa con tu cuenta de twitter para comentar.