LUN 25 FEB 2019

La Leyenda del Oscar Mexicano

No hace muchos años los cinéfilos en México nos preguntábamos dónde estaban los Oscares para nuestros compatriotas. Buscábamos respuestas en nuestros antepasados que solo mencionaban el nombre de Anthony Quinn—compatriota, porque nació en la misma tierra que nosotros, pero que solo vivió en México en su niñez.

Teniendo un cine limitado, sabíamos que se podría competir tal vez cada diez años, y parecía que Amores Perros sería la que le daría la estatuilla a uno de los nuestros y la iríamos a festejar en el ángel, pero no fue así. Mandamos lo mejor de México y una vez más no se pudo. La época de oscuridad que tuvimos en los 80s y 90s parecería que continuaría por mucho tiempo.

Lento pero seguro, la legión mexicana empezó a explorar otras fronteras. Poco a poco se fueron sumando nominaciones a compatriotas; Lubezki fue de los primeros, luego Cuarón, Iñárritu y Del Toro; pero la estatuilla no llegaba.

Y en tan solo algunos años se han arrasado en los Premios de la Academia; los directores mexicanos prácticamente se han pasado la estatuilla de uno al otro, y han sido serios contendientes para mejor película.

La leyenda del Oscar mexicano subsiste, pero hoy es la que tiene preocupada a la industria en Hollywood, y con la que los Cuarón, los Iñárritu y los Del Toro inspirarán a nuevas generaciones no solo a hacer cine, sino a competir con los mejores a nivel internacional demostrando que se puede ganar año con año, como si fuera algo normal.

La Leyenda del Oscar Mexicano fue escrito por fael el día Lunes 25 de Febrero de 2019 a las 8:02 pm.

Este post fue etiquetado: cine, mexico, opinion.

Comentarios

No hay comentarios.

Agrega tu comentario

Quieres tu avatar? Ingresa con tu cuenta de twitter para comentar.